Farmacia en Sant Andreu Barcelona | Farmacias Barcelona

Farmacia en Sant Andreu de Palomar Barcelona

133948_161270_COVID-19.jpg


Desde 1863, su boticario de siempre

Llevamos varias generaciones familiares velando por la salud de nuestros vecinos
Farmacia abierta todos los días de 9.00 a 22.00 horas

133948_133720_farmacia_sant_andreu.jpg


En el año 1863, Gaspar Viñas i Marti, farmacéutico hijo del entonces pueblo de Sant Andreu de Palomar, abrió una oficina de farmacia en la casa donde residía su familia desde el año 1712, una vivienda situada al número 59 de la calle Arrabal, actual Gran de Sant Andreu, 211.

En aquellos tiempos, la farmacia en Sant Andreu no se cerraba nunca y todos los productos farmacéuticos eran preparados en el momento de la dispensación. Entonces, el boticario, igual que el médico, era una autoridad dentro del pueblo, donde todos se conocían y ayudaban. En aquella época, era frecuente el hecho de tener que aconsejar a los convecinos, incluso, en cuestiones personales. Boticario y vecinos mantenían en ocasiones sus tertulias de trastienda, donde trataban de temas locales, científicos y culturales.

133948_133722_farmacias_en_barcelona.jpg

En el año 1896, Gaspar Viñas i Marti fue designado regidor del distrito 3 de pueblo, momento en el que se produjo la agregación del, hasta entonces pueblo de Sant Andreu de Palomar, a la ciudad de Barcelona. Al morir Gaspar Viñas el 1906, le sucedió su hijo Joan Viñas i Pons, también farmacéutico y discípulo del profesor D. Marià Brossa.

En aquellos días había 7 farmacias en Sant Andreu, ubicadas todas ellas en la Calle Gran. Regentadas por los farmacéuticos Guinart, Alventosa, Xifré, Cot, Viñas, Dencàs y Vintró, se denominaron manteniendo el orden que seguían a lo largo de la calle.

Joan Viñas, como profesional farmacéutico, intervino de forma muy activa en obras sociales, benéficas y culturales del ya entonces barrio de Barcelona. Entre ellas hay que destacar la presidencia del “ Els Catalanistes”, así como su contribución a la Junta Benèfica de Sant Andreu, en la Junta de Defensa o "Somatent", el "Centre Mèdic-Farmacèutic" y participó en 1916 en la fundación de la "Unió de Contribuents", entidad para la defensa de las clases contributivas. Citado es su nombramiento como Regidor de l'Ajuntament de Barcelona por el Distrito en el año 1917.

133948_133725_parafarmacia_sant_andreu.jpg

En el ámbito cultural hay que destacar la profunda amistad que mantenía con Joan Clapés, con quien colaboraba en su conocida obra literaria.
Paralelamente, fue elegido presidente del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona el año 1920. Como tal, y para tratar de temas referentes a la profesión, impulsó desde su farmacia en Sant Andreu, la organización de reuniones entre los farmacéuticos del barrio, Joan Guinart, Joan Raspall, Josep Llorens, Joan Franquesa, Joan Viñas, Joan Pagès. Josep Vintró Josep Castellanos y Carles Busquet.

Al estallar la Guerra Civil, Joan Viñas siguió ejerciendo su profesión con todas las posibilidades que la coyuntura existente le permitía, puesto que ante la carestía de muchas sustancias, tenían que improvisar sustitutivos.

En 1949, cuando murió Joan Viñas, asumió la titularidad de la farmacia en Sant Andreu su yerno, sobrino de Mosén Clapés, Jaume Clapés i Llambí, pues la hija mayor del primero, Montserrat Viñas i Ponsà, todavía estaba cursando los estudios de farmacia. Al finalizar estos estudios, se unió a su cuñado Jaume Clapés al frente de la farmacia de sus antepasados.

133948_133728_parafarmacias_barcelona.jpg

Hoy en día, muchos vecinos recordarán todavía a Montserrat Viñas detrás de su mostrador en la farmacia de Sant Andreu, donde ejerció cerca de cuarenta años, a pesar de que el titular era su cuñado. Éste, sabiendo que la farmacia estaba en buenas manos, pudo dedicarse plenamente a impulsar y colaborar con diversas iniciativas dentro del barrio de Sant Andreu. En 1957 fue nombrado presidente del Casal Catòlic de Sant Andreu, en 1959 presidente de la Comisión de Fiestas, y desde 1963 formó parte del Patronato de la Casa Asil de Sant Andreu, del cual durante muchos años fue vicepresidente primero.

En mayo de 1989 tomaron el relevo al frente de la farmacia en Sant Andreu los hijos de Jaume Clapés, Jaume y Antoni Clapés i Viñas. En ese momento, la farmacia se reformó y remodeló, para modernizarla y adecuarla a los nuevos tiempos.
Aquella farmacia centenaria que fundó Gaspar Viñas, había crecido y evolucionado acorde con el nuevo siglo.

En todos estos años ha cambiado de forma notable la medicina, la manera de administrar medicamentos, con mejoras considerables. En Farmàcia Antoni Clapés hemos sabido adaptarnos, pero manteniendo siempre la esencia de un buen servicio, cercano y profesional. Esa figura del boticario de siempre permanece inalterable de padre a hijo, de hijo a nieto y ahora con el biznieto Antoni, que con un inmejorable equipo de colaboradores, quiere darle continuidad. Queremos presentarle la nueva generación de farmacéuticos, la más formada y preparada, cuyo principal objetivo es el de disfrutar de la misma confianza que vienen depositado en la farmacia de Sant Andreu desde 1863.

133948_133731_farmacias-Sant-Andreu.jpg

Pueden encontrarnos en:

C/ Gran de Sant Andreu 211
Sant Andreu – Barcelona

Ver en el mapa